Seguidores

jueves, 13 de junio de 2013

Y cada noche volveré a intentar borrar los restos de aquel ayer que construí junto a ti. 
Lo retazos de una vida que ya no existe, pero que quedaron grabados a fuego en mi piel. Y si tan sólo fuera la piel...
También está el corazón. Roto. Hecho añicos, y alimentándose a base de recuerdos que no le hacen ningún bien. Recuerdos imborrables que guardan todavía el calor de aquellas caricias y el aroma de tu sonrisa.
El parque. Nuestro banco. Todo sigue igual, pero a la vez todo tiene un color distinto. 
Y un paseo por la ciudad. Los espectros del ayer se me aparecen por todo los rincones. No hubo lugar que se nos resistiera, no hubo sitio a salvo de nuestra historia.
Empezar. Comenzar por borrar todo aquello. Queman tanto esos recuerdos.
Volveré a intentarlo. Una vez más esta noche... 
Borrar, y volver a empezar.



2 comentarios:

  1. No vale la pena anclarse en el pasado (lo digo por experiencia). No puedes desandar el camino, pero puedes cambiar de rumbo :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto. Quizás sea hora de cerrar ese libro y empezar otro :)
    Un abrazo linda :)

    ResponderEliminar