Seguidores

viernes, 17 de mayo de 2013



Sentía que el miedo se apoderaba de ella. Los minutos comenzaban a consumirse, y el tic tac impasible del reloj la abrumaba. ¿Que haría ahora? Había pasado todo tan rápido que apenas había tenido tiempo de saborear esa dulce sensación que le proporcionaba todo aquello. Pero todo iba a terminar. La cuenta atrás había comenzado, y ya no quedaba mucho. Quería desaparecer, no se sentía parte de aquello. Respiró hondo, y se preguntó que iba a hacer ahora. Pero había algo dentro de ella que muy bajito comenzaba a latir. Algo que le decía que no estuviera mal. Que había mundo por donde correr y perderse. Aquello no era el final, sino el comienzo de un nuevo ciclo. Es cierto que le había pintado que todo aquello sería algo duradero y estable, un nuevo proyecto de vida donde embarcarse y sentirse parte de un todo. Pero estaba claro que no había que fiarse de nadie. A veces hasta tu propia sombra puede ser traicionera y engañarte. Se lamenta. Es cierto que hay mucho por hacer, pero ahora ya no tiene tantas fuerzas. Era precisamente aquello lo que le daba ánimos para seguir adelante, ¿pero ahora? Todo terminará. Bah, es cierto que ya no tiene solución, pero le duele pensarlo. Quizás es hora de dejar de lamentarse. Es hora de luchar, de seguir adelante haciendo caso omiso a las críticas y dejando de malgastar palabras en aquellos que no las merecen. Es hora de dejar de aferrarse a algo inútil, y aferrarse a la vida como si de lapas se trataran. Lapas que se pegan contra las rocas e impiden que la marea las lleve mar adentro. Es hora de darse cuenta que aquellos que no supieron estar en tus peores momentos, no merecen estar en los mejores. Pero sobretodo es hora de salir, de soltarse la melena, de comerse el mundo y no tanto la cabeza, de olvidar el pasado para vivir con  fuerza el presente, de no tener miedo a los finales pues tan solo son el principio de algo nuevo. Ahora es el momento. Es hora de sentir, es hora de vivir. Por ella... porque se lo merece. 


Hola, guapuras. ¿Que tal os va? Sé que hacía muchísimo tiempo que no me pasaba por aquí, y digo yo que era hora de dar señales de vida, ¿no creéis? Espero que sepáis perdonar mi ausencia. Llevo un tiempo en el que me faltan horas del día para hacer todo lo que me gustaría y debería. Espero volver pronto por aquí, hasta ese momento un beso y un abrazo enorme. SONREID, el mundo es mucho mejor con vuestras sonrisas :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario