Seguidores

martes, 11 de septiembre de 2012

.

Coloca la cámara sobre su escritorio, y con cierta delicadeza pulsa el botón. El temporizador comienza su cuenta atrás, mientras en su cabeza ya comienzan a aparecer esas primeras palabras que dirá a cámara. Se sienta sobre su cama y sonríe. La luz se apaga. Comienza.

-Hola, Connor. Hace meses que no hablamos. No digo que sea culpa tuya, el abandono ha sido mutuo. Quizás todavía no he reunido la fuerza suficiente para llamarte y decirte que necesito verte. ¿Sabes? Aún te quiero, y te he echado tanto de menos estos meses. Te aseguro que serías incapaz de imaginarte cuanto. Dicen que estás mal, que estás tirando tu vida por la borda. Sé que has dejado por imposible la carrera. ¿Qué ha pasado, Connor? ¿No era ese tu sueño? Me preocupa ver que todo aquello que deseabas ahora carece de sentido alguno para ti. ¿Qué pasa, Connor? También dices que estás roto de dolor, y que eres incapaz de querer a nadie, incluso te desprecias a ti mismo. Que has perdido la ilusión y la alegría. No lo entiendo, Connor. Tú eras el fuerte, él que siempre tenía una sonrisa en la boca y ánimo para seguir luchando. ¿Qué está pasando en tu vida? Ésto es difícil, y no sólo para ti. A mi también me cuesta marcarme nuevas metas, incluso me cuesta llegar a las que ya estaban fijadas. Pensaba que estarías esperándome allí, y ahora que sé que no lo harás ya no tiene sentido completarlas. Pero, ¿sabes? Me he dado cuenta de que eso no está bien. Es mi vida, y debo de luchar por ella. Sé que debo hacerlo. Y por favor, Connor, no seas estúpido. Lucha, y no tires lo que te costó sudor y lágrimas por la borda. Espero verte muy pronto. Hasta entonces cuídate, y recuerda que aún te quiero.



Se seca unas tímidas lágrimas que comienzan a recorrerle las mejillas. Todo ha cambiado mucho desde que ella y Connor lo dejaron. Ambos están rotos, y ambos han cerrado las puertas de un corazón que se niega a dar paso a un nuevo amor. A veces el amor se acaba, y las cosas se estropean por unas circunstancias u otras. Y en esas ocasiones el corazón no entiende de razones, y cierra la puerta hasta que las heridas hayan cicatrizado... por lo menos un poco.

8 comentarios:

  1. Joder, casi lloro. Está claro que ambos están dolidos y cerrados a nuevas relaciones, que siguen queriéndose y estando separados no estarán con nadie más... ¿Por qué no vuelven? Él está destrozado, y ella también.
    Qué triste.
    Pero lo más triste de todo es que esto pasa en "la vida real", quiero decir, no sólo en las novelas o en los relatos que podemos inventar. Es una realidad palpable, ¿no crees?
    Un beso, Belén :)
    Te leo.


    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, tú no llores. A mi me gusta que la gente este feliz :D
      Quien sabe, a lo mejor no vuelven por orgullo. Es una gran probabilidad. Lo cierto es que muchas veces en esta vida dejamos escapar cosas simplemente por el dichoso orgullo -.-"
      Pues si, y por mucho que cueste, es una realidad muy a tener en cuenta Que triste, ¿no? :(
      Un beso, bonita.

      Eliminar
  2. Por lo visto... el amor todavía no se ha acabado. Es una historia muy bonita :) Aunque ya no sea lo mismo que antes... ella siempre estará ahí. Me identifico mucho :D Y me encanta cómo escribes ^^
    Un abrazo :3
    http://utopiainthemoonlight.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, en efecto todavía queda un último resquicio, y a ella él si que le sigue importando... y mucho.
      Intento eso, llegar a las personas y que se identifiquen de algún modo con lo que escribo. Me alegra saber que lo consigo :D MUCHAS GRACIAS, me hace muy feliz leer esto.
      Un beso enorme enorme enorme.

      Eliminar
  3. Una entrada triste, aunque lo más trsite (como ha comentado M) es que suceda en realidad.
    Puede que cuando decidan quemar su orgullo vuelvan, y todo recobre su sentido. Alguna esperanza debemos depositar, ¿no crees?
    Sigue escribiendo ^^

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, quizás un poco triste si que es.
      Y si, quizás cuando decidan quemar su orgullo puedan volver a intentarlo. O puede que el tiempo corra y cuando el orgullo haya desaparecido ya sea demasiado tarde... (Jo, que pesimista estoy yo hoy)
      Lo haré :D
      Un beso.

      Eliminar
  4. Texto triste, pero realmente bonito, desde mi punto de vista, a pesar de todo.
    Tienes un gran blog asique te sigo :)
    te pasas por el mio?:D
    http://heladodementaychocolate.blogspot.com.es/
    Muchas Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :)
      Muchísimas gracias, me alegro que te hay gustado a pesar de la tristeza.
      Claro que si :D Ahora mismo me tienes ahí.
      Un saludo grande grande. :D

      Eliminar