Seguidores

martes, 5 de junio de 2012

Volver a ser una niña... sólo eso.


Las estrellas ya salpican el cielo. Y como cada noche, allí esta de nuevo ella. Con la cabeza apoyada sobre su escritorio. Hoy sus pensamientos se remontan a su infancia. Su infancia… como le gustaría volver a vivir aquellos momentos. Momentos en los que las estrellas no eran astros, sino casitas de personas que ya no podían vivir en la tierra. Instantes en los que miraba a su madre, abuela o tía y se enfadaba al ver que empleaban más tiempo de la cuenta en arreglarse. Días en los que su mayor problema era la lluvia, ya que tocaría quedarse en casa y no podría salir a jugar al parque del barrio. Largos viajes en coche, en los que las gotas de agua que la lluvia dejaba sobre sus cristales hacían carreras. Días en los que su madre tenía que cambiarla constantemente de ropa porque cuando no se manchaba de barro, era de chocolate y cuando no era de chocolate, los pantalones venían rotos. Tardes en las que se ponía al lado de algún familiar y preguntaba con cierta alegría: Estoy creciendo, ¿verdad? Noches en las que se levantaba y miraba si todos los juguetes estaban en su sitio, ya que ella creía que mientras ella dormía los juguetes jugaban. Momentos de tormenta en que su madre le decía: ¡Que los truenos los hace San Pedro! ¡Que como se aburre, se pone a jugar a los bolos! Y ella la creía. Días en los que sus miedos era la oscuridad, o que como su abuela le decía el chicle que se había tragado se le pegaría a las tripas.

Pero creció. Y en ocasiones creyó hacerlo demasiado rápido. Las fantasías comenzaban a desaparecer, y ya no podía jugar tranquila o correr por la calle gritando. No podía mancharse la ropa constantemente, y empezó a darse cuenta que ni sus muñecas jugaban por la noche, ni las gotas de lluvia hacían carreras. Fue entonces cuando se dio cuenta que su niñez había pasado, que aquellos tan sólo eran retazos de un pasado que no volvería.

Mira de nuevo a las estrellas. ¡Quiere volver a ser pequeña! ¿Y por qué? ¡Porque quiere ser feliz! Quiere volver a reír con pequeñas cosas, correr por la calle y hacer el tonto sin que le de vergüenza, o simplemente volver a soñar. Quiere ser una niña.





No hay comentarios:

Publicar un comentario