Seguidores

viernes, 8 de junio de 2012

Querido Destino:

¿Cómo te va? Supongo que bien. Seguro que sigues divirtiéndote con tus caprichosos juegos de siempre, ¿me equivoco?
¿Sabes? Hace un par de meses conocí a un chico. Es increíble. Me gusta muchísimo. Su forma de ser es impresionante, y cuando lo veo mi estómago es surcado por miles de mariposas.
Lo sé, Destino. Lo supe desde el primer momento en que me lo crucé. Estaba segura que de nuevo era otro de tus juegos. Sabía que él no era para mi ¿No te cansas nunca? Eres demasiado cruel. Te gusta verme llorar, sufrir, desesperarme, encerrarme en mi mundo presa del dolor y del miedo. Destino, estoy cansada y confundida. No quiero ser más tu esclava, pero sé que eso no lo elijo yo. Es tan duro vivir así... Esclava del destino ¿Por qué eres así? ¿Por qué eres tan cruel? Espero tu respuesta.

Atentamente, un corazón confundido


2 comentarios: