Seguidores

martes, 22 de mayo de 2012

Aprendí...descubrí...vi...

Aprendí que grandes amigos, pueden volverse grandes desconocidos. Que nada es para siempre, y que tarde o temprano te das de bruces con una realidad totalmente distinta a la que imaginabas. Que no existen los cuentos de hadas y que la vida no es de color de rosa. Que quien no arriesga, no gana y quien no lucha, no vence. Descubrí que el que la sigue la consigue, y que no existe la felicidad plena y constante. Me di cuenta de que en esta vida nada es fácil, pero que es eso mismo lo que le da valor a la vida. Que hay que superarse y reinventarse cada día para no quedar relegado. Que quien hoy te quiere, mañana te odia y quien hoy te odia, mañana te quiere. Que entre la vida y la muerte tan sólo hay un hilo que puede hacer crack en cualquier momento. Que las sonrisas son la mejor medicina, y las lágrimas el mejor desinfectante. Vi que de nada servía comerme la cabeza, cuando podía comerme el mundo. Que las caídas me sirvieron para coger impulso y levantarme con más fuerza. Aprendí que no es malo equivocarse, sino no aprender de la equivocación. Que el amor empieza por quererse a uno mismo. Y lo más importante, asimilé que la vida es demasiado compleja para ser comprendida, por lo que nuestro papel se resume a vivir. Porque si tu no vives tú vida, ¿quién la va a vivir por ti?

2 comentarios: